La educación, el mejor instrumento para combatir el trabajo infantil en el mundo

El 12 de junio es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil desde que la Organización Internacional del Trabajo designó esta jornada para sensibilizar y luchar contra esta lacra presente en todo el mundo, especialmente en los países más desfavorecidos, y que afecta a más de 168 millones de menores. Una buena parte de estos niños y niñas realizan labores que son peligrosas para la salud y muchos desempeñan la peor labor en el siglo XXI: ser esclavos sin derecho a nada, sobre todo sin poder ser niños.

Tras las abrumadoras cifras que esconde el trabajo infantil y el abuso laboral de los menores en el mundo se esconden historias de infancias rotas. Más de 9 millones de niños y niñas tratan de sobrevivir en situación de esclavitud y más de un millón sufre el tráfico infantil.

Las causas del trabajo infantil son la pobreza, la falta de educación, la desestructuración familiar, los conflictos, las desigualdades y hasta la tradición… porque los menores son mano de obra barata y trabajadores silenciosos y sumisos porque no conocen sus derechos.

Los misioneros salesianos encuentran a menores en basureros, en plantaciones agrícolas, en minas, vendiendo en la calle, como porteadores en los puertos, como aparcacoches, en fábricas textiles o de ladrillos...

Además, millones de niños y niñas en el mundo son forzados a trabajar como mano de obra esclava en el servicio doméstico: cocinando, cargando agua, leña y sufriendo abusos físicos y sin apenas comida ni descanso por su labor. En muchos casos, además, estos menores son víctimas del tráfico de seres humanos e incluso de órganos.

Los misioneros salesianos trabajan en mercados, en lugares cercanos a las fábricas donde millones de niños trabajan y hasta duermen cada día para hablar con los patronos y con las familias para hacerles entender que los menores deben tener tiempo para ir a la escuela, para jugar y para descansar.

El 12 de junio de cada año, este Día mundial une los esfuerzos de gobiernos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, representantes de la sociedad civil, medios de comunicación en contra del trabajo infantil. Desde MISIONES SALESIANAS nos unimos para reclamar que la mejor herramienta para combatirlo es la educación de los menores para que conozcan sus derechos y tengan un futuro lleno de oportunidades al margen de la pobreza y la desigualdad.

CIFRAS QUE HAY QUE ERRADICAR

  • 168 millones trabajan en el mundo.
  • 9 millones esclavizados.
  • 5,7 millones en trabajos forzosos.
  • 1,8 millones explotados sexualmente.
  • 1,2 millones destinados a la venta y tráfico.
  • 10 millones de niñas se casan obligadas cada año.
  • 14 millones de adolescentes dan a luz cada año.
  • 300.000  menores reclutados como niños soldado.

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS