PREGUNTAS FRECUENTES

Respuesta a 10 cuestiones básicas
en materia de herencias y legados

  1. ¿Qué ventajas tiene hacer testamento? ¿Cuál es el tipo de testamento más recomendable?
  2. Si cambio de opinión, ¿puedo modificar mi testamento? ¿Cuántas veces puedo hacer cambios?
  3. ¿Existe alguna limitación para repartir los bienes en testamento?
  4. ¿Quiénes son los herederos forzosos?
  5. ¿Cómo se divide la herencia?
  6. ¿Qué es un legado?
  7. ¿Puedo incluir en la herencia o dejar un legado a Misiones Salesianas?
  8. ¿Cómo puedo dejar mi herencia o legado a Misiones Salesianas?
  9. ¿Quién se encargará de notificar y entregar la herencia o el legado a Misiones Salesianas cuando yo no esté?
  10. Cuando reciba la herencia o el legado, ¿Misiones Salesianas tendrá que pagar Impuestos? 

1.- ¿Qué ventajas tiene hacer testamento? ¿Cuál es el tipo de testamento más recomendable?

Otorgar testamento lleva consigo múltiples ventajas, en cuanto que es un procedimiento rápido, sencillo, económico y útil para decidir sobre el destino del patrimonio.

El testador (la persona que hace testamento) puede ordenar sus deseos y saber que se cumplirán cuando no esté. Con ello se evitan conflictos entre los herederos, ya que el testador puede distribuir sus bienes a la vista de los intereses o necesidades de éstos, etcétera.

Además, la existencia de testamento facilita la tramitación de la herencia, lo que conlleva la atribución de los bienes a los herederos con mayor rapidez.

En nuestro ordenamiento civil se recogen diversos tipos de testamento. No obstante, la opción que se aconseja, por ser la más frecuente y segura, es el testamento común abierto otorgado ante Notario, ya que es la única eficaz por sí, sin necesidad de ningún acto posterior a la muerte del testador. Su coste se sitúa actualmente en unos 40€, siendo estos honorarios del Notario (aranceles) establecidos por el Gobierno a nivel nacional.

2.- Si cambio de opinión, ¿puedo modificar mi testamento? ¿Cuántas veces puedo hacer cambios?

El testamento o última voluntad es un acto esencialmente revocable, es decir, se puede cambiar tantas veces como se quiera. Ahora bien, la revocación no puede ser hecha de cualquier forma, sino que se requiere un nuevo testamento, que no tiene por qué ser de la misma clase que el que se deja sin efecto.

No existen límites legales respecto al número de cambios; una persona puede hacer a lo largo de su vida tantos testamentos sucesivos como desee.

3.- ¿Existe alguna limitación para repartir los bienes en testamento?

En la sucesión hereditaria rige el principio de la autonomía de la voluntad del causante, conforme al cual éste puede disponer de sus bienes para después de su fallecimiento a través del testamento.

Pero este principio viene a su vez limitado por el principio de protección familiar, de manera que si el testador tiene determinados parientes (los denominados herederos forzosos o legitimarios), la ley dispone que una parte de la herencia se reserve a éstos.

4.- ¿Quiénes son los herederos forzosos?

Son herederos forzosos:

En primer lugar, los hijos y descendientes (tanto hijos como nietos) respecto de sus padres y ascendientes (comprende también a los abuelos).

En segundo lugar, y a falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.

En tercer lugar, el viudo o viuda, en los términos que establece la legislación civil.

5.- ¿Cómo se divide la herencia?

Con carácter general, dejando a salvo las excepciones de derechos forales de las distintas Comunidades Autónomas, y siempre que haya descendientes con derecho a la herencia, el Código Civil establece la división de la herencia en tres partes:

El tercio de legítima: se reparte entre los hijos a partes iguales. Si alguno de ellos ha fallecido, heredan sus descendientes por derecho de representación, por estirpes.

El tercio de mejora: el testador tiene cierta disponibilidad sobre esta parte a la hora de adjudicarla. Se debe repartir también entre hijos y descendientes pero no necesariamente a partes iguales. Se puede beneficiar a unos hijos frente a otros.

El tercio de libre disposición: el testador puede dejárselo a quien quiera, sea familiar o no, y pudiendo ser un tercero o una persona jurídica. Sobre esta parte puede decidir con absoluta libertad.  

6.- ¿Qué es un legado?

Es la asignación de uno o varios bienes o derechos determinados a alguien en particular, el legatario. Estos bienes, a los que se denomina legados, se separan de la herencia y no son objeto de reparto entre los herederos. La concesión de un legado sólo puede hacerse por testamento e indicándolo de forma expresa.

Se pueden legar cosas concretas (un piso o inmueble, una obra de arte, joyas, un coche,...) o cosas genéricas, por ejemplo un porcentaje del patrimonio, dinero o acciones. La única limitación legal es respetar la cuota de la legítima de los herederos forzosos, nunca sobrepasarla.

7.- ¿Puedo incluir en la herencia o dejar un legado a Misiones Salesianas?

Se puede incluir en la herencia o dejar un legado a la persona en particular que se quiera, entendiendo como persona tanto a la física como a la jurídica. Dentro de la categoría de persona jurídica estarían las instituciones, públicas o privadas, lo que incluye a Misiones Salesianas en cuanto entidad religiosa.

Por tanto, usted puede ayudar a Misiones Salesianas en el momento de otorgar su testamento:

- Nombrando a Misiones Salesianas heredera de todo o parte de sus bienes.

- Dejando a Misiones Salesianas un legado, es decir, un bien concreto (un inmueble, una cantidad de dinero, etcétera).

8.- ¿Cómo puedo dejar mi herencia o legado a Misiones Salesianas?

En el momento de otorgar testamento es preciso indicar la designación de Misiones Salesianas como heredera o mencionar los bienes objeto del legado, incluyendo los siguientes datos:

     Nombre social: Misiones Salesianas

     C.I.F.: R2800680G

     Domicilio social: Calle Ferraz, 81 – 28008 Madrid

9.- ¿Quién se encargará de notificar y entregar la herencia o el legado a Misiones Salesianas cuando yo no esté?

Los herederos están obligados por ley a la notificación y a la entrega de los legados. También el Notario que haya autorizado el testamento está obligado, en el momento que llegue a su conocimiento el fallecimiento del testador, a notificarlo a las entidades no lucrativas que aparezcan en el mismo.

De todas formas, le agradeceríamos que, si decide incluir a Misiones Salesianas en su testamento, nos lo comunique.

10.- Cuando reciba la herencia o el legado, ¿Misiones Salesianas tendrá que pagar impuestos?

Las personas jurídicas no están sujetas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y, en particular, las entidades religiosas respecto de estos ingresos están exentas en el Impuesto sobre Sociedades. Por consiguiente, el importe de la herencia o el legado llegará íntegramente a Misiones Salesianas.