El trabajo es un derecho que hemos de garantizar 

Formando profesionales, creando futuro

La formación profesional ofrece a la persona la posibilidad de aspirar a una vida digna a través de su trabajo. Por ello es una de nuestras prioridades.

Fomento al acceso laboral

 

La misión que Don Bosco confió a sus salesianos fue la de hacer de los jóvenes buenos cristianos y honrados ciudadanos. Para la formación de un honrado ciudadano es importantísimo favorecer su acceso al mercado laboral. Los misioneros salesianos son conocidos en todo el mundo por la puesta en marcha de programas de Formación Profesional que, mediante convenios y acuerdos de colaboración con el tejido empresarial local dan la posibilidad a cientos de miles de jóvenes y adultos cada año de acceder a un empleo que les permita tener una vida digna.

Mecánica, soldadura, peluquería, carpintería, electricidad, secretariado, pastelería, cocina… Nuestros misioneros se van readaptando a las demandas de cada mercado para proveerlo de profesionales cualificados. Algunos ejemplos de éxito son el Centro Salesiano del Adolescente Trabajador de Rio de Janeiro, el cual ha sido varias veces premiado por la formación e incorporación al mercado bancario de jóvenes de las favelas o el Hotel Escuela de Sihanoukville, en Camboya, donde los jóvenes procedentes de familias empobrecidas obtienen una cualificación en uno de los sectores más demandados del país.


  • ALIMENTACIÓN

    La alimentación es una necesidad básica, no podemos pretender educar a los niños y los jóvenes si estos tienen el estómago vacío, pues no aprovecharán las aulas.

    Saber más Saber más

  • Quiero ayudar a la formación de los jóvenes para su integración en el mercado laboral