La educación, solución a los problemas de los países más ricos del planeta

Los próximos días 7 y 8 de julio, los dirigentes de los 20 países más desarrollados del planeta se reunirán en Hamburgo (Alemania). El tema elegido por la Presidencia alemana del G20 es 'Forjar un mundo interconectado'. Los dirigentes de los 20 países más ricos del mundo tratarán principalmente las políticas económica, financiera, climática, comercial, de empleo y de desarrollo, si bien otras cuestiones clave de importancia mundial que figurarán en el orden del día son los flujos migratorios y de refugiados y la lucha antiterrorista. Desde MISIONES SALESIANAS y desde la ONG Jóvenes y Desarrollo les ofrecemos una solución más sencilla a todos esos problemas: un lápiz que simboliza la apuesta por la educación para cambiar el futuro de millones de niños y niñas y también de los países. #G20FirmadConLápices.

El grupo de las 20 economías más desarrolladas del mundo se reúne una vez al año con los jefes de Estados y de Gobierno. La presidencia rota entre los miembros del grupo por regiones. Actualmente Alemania preside el G20, el año pasado fue China y el próximo año lo hará la Argentina. La presidencia del grupo es de vital importancia porque tiene la posibilidad de enfatizar y proponer nuevos temas de discusión en la agenda del mismo. 

La presidencia actual del grupo ha decidido incorporar los siguientes temas a la agenda después de unos últimos encuentros marcados por el debate sobre la crisis económica y financiera mundial: políticas antiterroristas y políticas de migraciones y flujo de refugiados. No es casual que Alemania, país que tuvo la postura más firme dando asilo a más de 200.000 refugiados, proponga la discusión de este grave asunto a nivel internacional. Asimismo, la lucha contra el terrorismo y su vínculo con los flujos migratorios está en plena discusión en diversos foros internacionales.

Desde MISIONES SALESIANAS y Jóvenes y Desarrollo queremos contribuir a la solución de los problemas que sufre la humanidad exigiendo a los gobiernos que la educación sea prioritaria en sus agendas.

La educación es el principio de un círculo virtuoso que va a suponer un cambio para la persona y para su comunidad. Un niño o niña que va a la escuela mejorará sus hábitos de higiene y alimentación, también su salud, se casará más tarde, vivirán su maternidad/paternidad de manera más responsable, sus hijos irán a la escuela, mejorará su calidad de vida porque conseguirá un mejor trabajo, conocerá sus derechos y no dejará que abusen de él o ella, querrá participar en la toma de decisiones de su comunidad y aportará al desarrollo de su país. Por eso, pedimos a los jefes de Estado y de Gobierno que participan en el G20 que firmen sus acuerdos con lapiceros que simbolizan la educación. #G20FirmadConLápices.

Un lápiz puede ser el punto de inflexión en el futuro de un menor porque un año más de escolarización supone un 10% más de ingresos al ser profesional.

Por todos esos motivos, la campaña Un lápiz que cambia el futuro pone de manifiesto la importancia de la educación a través de la experiencia de los misioneros salesianos que trabajan en más de 130 países desde hace más de 140 años y que ofrecen educación a más de 1,5 millones de niños, niñas y jóvenes en todo el mundo. 

ERRADICAR LA POBREZA

En MISIONES SALESIANAS y en Jóvenes y Desarrollo estamos convencidos de que la educación es la herramienta más potente para luchar contra la pobreza, y de esta forma se reducirían los conflictos armados, las migraciones y se tendría una mayor conciencia sobre el clima y la conservación medioambiental.

DESEO APOYAR EL TRABAJO DE LOS MISIONEROS SALESIANOS