Un cuarto de la población de burundi está en situación de riesgo alimenticio

Hasta hace poco, sólo se hablaba de la situación política en Burundi, pero en la actualidad la situación económica se está volviendo insoportable para muchas familias que ven como los precios se han triplicado. Ante esta situación, un cuarto de la población del país se ha visto obligada a reducir su presupuesto al mínimo hasta el punto de realizar una única comida diaria.

La inestabilidad del clima es la desencadenante de esta grave situación, ya que el 90% de la población vive de la agricultura. Los campos se han secado, el sol ha quemado todo y no llueve. Al principio se pensaba que sería una simple escasez de alimentos, pero la situación ha ido empeorando.

¿Qué pasará con la población cuya única fuente de ingresos es la agricultura?

La situación actual tiene consecuencias visibles, sobre todo en los niños y en los jóvenes. Los estudiantes continúan yendo a la escuela pero están débiles para aguantar la rutina diaria. Los adultos no tienen suficiente energía para hacer su trabajo.

Los misioneros salesianos en Burundi no saben si podrán asistir a toda la población que rodea la misión, lo más urgente es la atención de niños, jóvenes y ancianos. A pesar de todo, siguen al pie del cañón, trabajando al lado de los más débiles.