YA NO SON NOTICIA

LIBRES DE ÉBOLA. Y AHORA, ¿QUÉ?

“Mis padres murieron de ébola. Una ambulancia se los llevó y ni yo ni mis cuatro hermanos los volvimos a ver. Pasados unos días me sentía débil y también me llevaron al hospital. El médico me dijo que había dado positivo por el virus. Estuve en un centro especial y no tenía ganas de comer. Sólo me acordaba de mis padres. Tres semanas después llegué al Centro Salesiano de Atención Provisional para Niños Afectados por el Ébola en Lungi (Sierra Leona) y me estoy preparando para volver a casa con mis tíos y mis hermanos. Quiero ser médico. Tengo muchas ganas de vivir y de ayudar a otras personas”.

La historia de Margaret, de 14 años, es bastante común en los tres países afectados por la epidemia de ébola desde diciembre de 2013. Más de 16.000 niños han perdido a uno o a sus dos progenitores en Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia en este tiempo, pero no todos han tenido tanta suerte como ella.

Ayudar huerfanos ébola

Desde que comenzó la crisis del ébola, los misioneros salesianos han realizado una gran labor de sensibilización y prevención con la población. Han repartido material sanitario, desinfectante, guantes y mascarillas, han mantenido programas de alimentación de emergencia varios días a la semana para los menores que, al estar suspendidas las clases, han estado demasiado tiempo solos en la calle… y, sobre todo, han estado a lado de los niños y niñas huérfanos del ébola.

Ayudar huérfanos libres de ébola

“Los menores y los jóvenes son el centro de nuestro trabajo y no hay recetas mágicas. Cada uno es único y requiere toda nuestra atención, cariño y dedicación aunque las situaciones dramáticas que vivan sean similares”. Padre Ubaldino Andrade, misionero Salesiano en Sierra Leona

ayudar huérfanos ébola ibraim Ibrahim, 4 años
Su padre murió de ébola y su madre se fue de casa. Fue recuperado por el Gobierno, que lo llevó a un hospital. Para desinfectarlo lo rociaron con clorín y quedó ciego de un ojo y pierde visión en el otro. Pusieron su foto en un periódico y los Salesianos lo acogieron. En unos meses viajará a Alemania para operarse, gracias al misionero salesiano Lothar Wagner. Ya tiene todos los permisos de la embajada y el pasaporte. Los médicos aseguran que recuperará la vista.


Los misioneros salesianos en los tres países continúan con su labor dirigida a los más vulnerables. En Sierra Leona, por ejemplo, han comenzado un proyecto de lo que será el Centro de Atención al Menor en Riesgo, un complejo integral para atender a niños, niñas y jóvenes en situación de riesgo. Menores huérfanos, niñas que han sido abusadas sexualmente, niños de la calle, adolescentes que han salido de la cárcel…

“Será un espacio holístico, con cada edificio independiente con dormitorios para los chicos, pero a la vez para una atención global, con canchas deportivas, atención médica, espacios para los voluntarios y trabajadores sociales, agua y energía propias, cocina… Necesitaremos la ayuda de muchas personas para hacerlo realidad cuanto antes, pero estos niños y el futuro que tienen por delante lo necesitan”
Jorge Crisafulli, responsable de los Salesianos en los países de habla inglesa de África Occidental.

Y no sólo el ébola deja estas cicatrices. Millones de niños en todo el mundo quedan desamparados, viviendo en las calles, víctimas de la explotación y los abusos de los adultos. Menores que luchan cada día para sobrevivir y que son víctimas, fundamentalmente, de la pobreza y de la falta de educación.

Y ahora, ¿qué? ... ¿Nos ayudas?

libres de ebola margaret ¿y ahora qué?

 

LAS CIFRAS DEL BROTE
Más de 11.000
personas fallecidas

27.000
personas infectadas

2 millones de niños
han perdido el curso escolar

Aumento de los niños
de la calle

Aumento de la explotación
laboral y los abusos a menores

 

Ayudar Huérfanos Ébola Alfa
Alfa, 5 años
El ébola mató a 12 miembros de su familia. Él también fue infectado por el virus pero se recuperó. Vive con dos hermanos más en el centro de los misioneros y será reunificado con su familia extendida.

 

Millones de niños luchan cada día para sobrevivir, son víctimas de la pobreza. NECESITAMOS TU AYUDA.

Ayudar Huérfanos Ébola